Dacriocistitis Crónica

Por M. Paula Sarnagiotto, Selva Molinas Ortiz.

Diciembre 2012

Lugar:

Departamento Neurorradiología

Centro Diagnóstico Dr. Enrique Rossi

Buenos Aires, Argentina


INTRODUCCIÓN:

La dacriocistitis es la inflamación más frecuente de la vía lagrimal excretora y corresponde a la infección del saco lagrimal. Puede ser aguda o crónica.

Generalmente es unilateral y ocurre con mayor frecuencia en lactantes o mujeres de 40-50 años. 

Los síntomas son vagos y destacan la epífora, sensación de pesadez a la altura del saco, dolor, secreción mucosa o purulenta continua a través de los canalículos lagrimales y conjuntivitis a repetición.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, sin embargo en ciertas circunstancias se requiere la utilización de métodos por imágenes.

CASO CLÍNICO

Paciente sexo femenino, de 81 años, presenta a la inspección tumefacción y eritema en ángulo interno del ojo derecho, asociado a dolor y epífora de 8 días de evolución. Refiere antecedentes de episodios similares desde hace 2 años.

Se realiza Tomografía Multislice de órbitas.

DISCUSIÓN

La dacriocistitis se define como un proceso inflamatorio del saco lagrimal como consecuencia de obstrucción del conducto lacrimonasal, que conecta el saco lagrimal con el meato nasal inferior. 

Puede ser uni o bilateral y se clasifica en aguda o crónica.

Puede presentarse de manera primaria o ser la agudización de una afección crónica.

Afecta con mayor frecuencia a mujeres mayores de 50 años.

La infección por la especie bacteriana Actynomices Israelii es la más frecuentemente asociada a canaliculitis.

El cuadro clínico se caracteriza por tumefacción, eritema, epífora, y dolor en el área del saco lagrimal, con salida de material purulento por los puntos lagrimales a la presión o bien drenar a través de una fístula a piel, órbita y etmoides cuando se complica. Puede asociarse o no a malestar general.

El diagnóstico es clínico, no obstante, en los casos atípicos o refractarios al tratamiento, el uso de técnicas de imagen puede ayudar en la evaluación de la causa de la obstrucción y en la elección de la terapia más adecuada.

Los cuadros agudos de dacriocistitis requieren tratamiento antibiótico de amplio espectro, junto con antiinflamatorios y analgésicos.

La presencia de un absceso lagrimal requiere drenaje inmediato.

Las complicaciones graves son la sinusitis etmoidal o celulitis orbitaria.

Las principales indicaciones quirúrgicas son:


– Presencia de más de un episodio al año de dacriocistitis aguda.

– Dacriocistitis crónica que requiera tratamiento antibiótico frecuente.

– Presencia de dacrioceles.

– Canaliculitis refractaria al tratamiento médico.

– Epífora intensa, que influya negativamente en la calidad de vida laboral y/o personal.

EPÍGRAFES

Figura 1, 2, 3 y 4. TAC de órbitas, cortes axiales, coronal y sagital: Imagen redondeada, de bordes netos, de baja densidad, en relación con el saco y conducto lagrimal derecho, que mide aproximadamente 17 x 12 mm en sus diámetros máximos, sin evidencia de alteraciones óseas asociadas.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Ben Simon GJ, Jeffrey Joseph BS, Seongmu L, Schwarcz RM, Mc-Cann JD, Goldberg RA. External versus endoscopic dacryocystorhinostomy for acquired nasolacrimal duct obstruction in a tertiary referral center. Ophtalmology. 2005;112:1463-8. 

2. Besharati MR, Rastegar A. Results and complications of external dacryocystorhinostomy surgery al a teaching hospital in Iran. Saudi Med J. 2005; 26(12):1940-1944.

3. Kanski JJ. Oftalmología clínica. 5.a ed. Madrid: Harcourt; 2004. p. 43-55. Labetoulle M, Lautier-Frau M, Frau E. Ocular infections of the elderly. Presse Med. 2002;31:1521-9.

4. Kassel EE, Schatz CJ. Lacrimal apparatus. In: Som PM, Curtin HD, eds. Head and neck imaging. 4th ed. St. Louis, Mo: Mosby, 2003; 655–733. 

5. Lachmund U, Ammann-Rauch D, Forrer A, Petralli C, Remonda L, Roeren T, et al. Balloon catheter dilatation of common canaliculus stenoses. Orbit. 2005;24:177-83.

6. MacEwen CJ, Young JDH. The fluorescein disappearance test (FDT): an evaluation of its use in infants. J PediatrOphthalmol Strabismus 1991; 28 (6): 302-5.

7. McCond CD. The lacrimal drainage system. In: Duane TD, ed. Clinical ophthalmology, vol 4. Philadelphia: Harper & Row, 1987;1-20.

8. Soler MJ y cols. Obstrucción de vía lagrimal tratada mediante Stent lacrimonasal. Arch Soc Esp Oftalmol 2003; 78(6).