Mammotone: cirugía mínimamente invasiva para biopsia mamaria.

Por María Alejandra Gómez Mendoza.

Diciembre 2012

El Centro de Estudios Radiológicos Integrales Mamarios (CERIM), institución argentina reconocida por su tecnología avanzada en el diagnóstico por imágenes para mujeres acaba de adquirir para su equipamiento de vanguardia un cuarto Mammotome para obtener biopsias mamarias asistidas por vacío.


Revista Diagnóstico estuvo en CERIM en la capacitación de los profesionales para el manejo del Mammotome y tuvo la oportunidad de entrevistar a Luz Maritza Martinez, Especialista Regional de Producto de Devicor, quien habló de las especificaciones y superioridad de este método de muestreo frente a otros procedimientos comúnmente utilizados para diagnóstico en mamas.

¿En qué consiste el funcionamiento del Mammotome?

El Mammotome es un instrumento de biopsia direccional asistido por vacío, el cual tiene una aguja que va al punto específico de la mama que se quiere estudiar; esta herramienta trabaja con doble succión, a saber: una para atraer el tejido dentro de la aguja, y otra para extraerlo dentro de la mama después de cortarlo.

De esta manera, la aguja solo necesita entrar una vez en el cuerpo para sacar toda la cantidad de muestras de tejido necesarias para realizar el diagnóstico.  

Descríbanos la infraestructura del equipo 

Consiste de un módulo que es el que controla toda la succión, tiene una pantalla y en ella estamos viendo todo lo que vamos realizando en el seno, es importante aclarar que no vemos la imagen del seno, vemos lo que está realizando nuestro equipo.

Este instrumento consta de tres piezas de mano, una para cada modalidad, esto porque cada una llena las necesidades específicas de cada característica, no tenemos una pieza para todo, porque así estaríamos abarcando solo las necesidades que comparten y se excluirían las específicas de cada una de ellas.

Básicamente el Mammotome consiste en eso, unas piezas de mano específicas para cada modalidad que trabajan con una succión en un módulo de computadora.

¿Cómo se controla el sistema de vacío?

El sistema es digital, el cual ya tiene una programación que controla toda la cantidad de vacío que tiene, también existe una opción en la que nosotros podemos tener más o menos vacío dependiendo del tipo de seno y el tipo de tejido que estemos encontrando.

El Mammotome cuenta con un sistema completamente automático y digital, el cual es programable y actualizable en cualquier momento.

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento al ser asistido por vacío, hace que la paciente ya no tenga que asistir a la sala de operaciones para realizarse una biopsia; el examen se hace de modo ambulatorio sin la necesidad de procurar una incisión en la paciente, dado a que se introduce la aguja en el seno y por succión se atrae el tejido necesario para el diagnóstico.

Tal es la razón por la que se considera un procedimiento mínimamente invasivo, se extrae la muestra sin la necesidad de abrir la mama y sacar grandes cantidades de tejido. 

¿En qué se diferencia este procedimiento de otros medios diagnósticos como la aspiración con aguja fina y la aspiración con aguja gruesa?

Nosotros tenemos con este procedimiento 99% de sensibilidad y confiabilidad; se diferencia en que la aspiración con aguja fina es solo para patologías en células, para citopatologías, no se extrae tejido como tal; en el caso de la biopsia con aguja gruesa, ésta no obtiene el tejido por succión, así que hay entrar y salir todas las veces necesarias hasta adquirir la cantidad de tejido preciso para realizar el diagnóstico.

El tamaño del tejido que estamos sacando con el Mammotome es mucho mayor, nuestra aguja tiene una medida de 8G y 11G, aspecto superior al procedimiento con aguja gruesa el cual no nos permite extraer muestras con tan gran tamaño.

¿En qué tipo de lesiones es recomendable usar esta técnica?

En cualquier lesión que sea vista por mamografía o por ultrasonido, las biopsias por mamografía son las estereotáxicas, específicamente las que son microcalcificaciones simples; las lesiones que se ven por ultrasonido son masas, densidades y fibroadenomas. Todo depende por qué modalidad estamos viendo la lesión.
¿Puede explicarnos un poco sobre la marca radioopaca que se deja en la lesión?

Contamos con la capacidad de dejar un marcador en el sitio de la biopsia, actualmente tenemos el de acero inoxidable y también uno de titanio que está envuelto con colágeno. Este marcador es para verse por todas las modalidades ultrasonido, mamografía y resonancia. Eso nos permite un tiempo de hasta 6 semanas para verlo por medio de imágenes diagnósticas y así tener el tiempo razonable para obtener un resultado diagnóstico y un tratamiento para el paciente.

¿También existe la posibilidad de extraer la lesión completamente?

El equipo está hecho para diagnóstico y no para tratamiento, sin embargo, existen unas lesiones en las que ya tenemos aprobación que son los fibroadenomas, los cuales se pueden extraer por completo.

Este examen se realiza cuando ya se ha hecho una mamografía o ultrasonido, este es  el primer estudio para confirmar tejido, no es para evaluar algo  o confirmar algún resultado que ya tengamos.

¿Cuánto demora el procedimiento?

No hay un tiempo específico. Todo depende del tipo de lesión que estamos buscando y del tipo de paciente con que estamos trabajando, puede ser entre media hora y una hora, pero todo depende de lo anteriormente dicho.

¿Qué recomendaciones se les hacen al paciente preprocedimiento y postprocedimiento?

Preprocedimiento se confirma que el paciente no esté tomando anticoagulantes y que el tamaño del seno sea compatible para poder hacer la biopsia. Postprocedimiento, simplemente se le aconseja aplicar hielo en el área con un poco de presión, porque no necesita anestesia general, solamente anestesia local.

Muchas veces se hace un poco de hematoma, pero no hay sangrado ni suturas, es un procedimiento completamente limpio.

¿Durante el procedimiento se puede inyectar algún tipo de medicamento y anestesia?

Se utiliza anestesia local, la cual se aplica antes de introducir la aguja, si durante el procedimiento se necesita aspirar algún fluido o aplicar más anestesia, tenemos la opción de hacerlo mediante nuestra aguja.

¿Qué ventajas presenta este procedimiento y por qué se debe usar?

Las ventajas de este procedimiento es que la paciente no necesita entrar a la sala con una anestesia general,  el tamaño del tejido que se saca es mucho menor al tamaño que tiene que sacarse en una cirugía abierta y la cicatriz es de menos de un centímetro, versus 5 ó 6 centímetros necesarios en una cirugía abierta; la estética es muy importante, pero lo más importante es que el 80% de las biopsias realizadas tienen un resultado negativo lo que significa que ya no es muy necesario hacer pasar al paciente por una cirugía abierta para tener un resultado negativo.

¿Qué tan amigable es el manejo del equipo para el profesional?

El procedimiento al no tener que ir a sala de operaciones es mucho más rápido; el manejo del equipo es completamente amigable, es una computadora; el Mammotome no necesita tantos profesionales como en sala de operaciones, ni tanto tiempo en manejo.

¿La capacitación del profesional cuanto tiempo dura?

Eso depende, aproximadamente yo estoy con el profesional uno o dos días en toda la parte teórica, luego lo superviso en todos los primeros casos, ya cuando tienen todo el conocimiento estamos hablando de tres o cuatro días.

Por eso se puede decir que la aceptación médica es muy positiva, dado a que el cirujano no tiene que ir a la sala de operaciones y así el profesional también puede hacer más procedimientos confiables.