Síndrome de Haglund

Por Rafael Barousse, Santiago Molinas Ortíz.

Diciembre 2012

 

Lugar:
Departamento Musculoesquelético
Centro Diagnóstico Dr. Enrique Rossi
Buenos Aires, Argentina.
rbarousse@gmail.com

Introducción

La deformidad de Haglund es una prominencia en la parte posterosuperior de la apófisis mayor del hueso calcáneo. El síndrome se refiere a la presencia de una bursitis retrocalcánea, inflamación sobre la prominencia ósea y estructuras tendinosas adyacentes. Se suele producir por utilizar un calzado deportivo duro y cobertura posterior baja.

Clínicamente se presenta con dolor agudo o crónico en la 2ª-3ª décadas de la vida, hiperqueratosis en el talón, inflamación y a veces fisuras cutáneas.

La radiología confirma el diagnóstico, con la presencia de la prominencia ósea. 

El tratamiento inicial es conservador con protección de la zona, calzado abierto por detrás, reposo e incluso inmovilización. Si no resuelve, está contemplada la cirugía con objeto de resecar la prominencia ósea, escisión de la bursa y en ocasiones inspección del tendón de Aquiles en busca de áreas de tendinosis.

Caso clínico

Paciente de sexo femenino, de 37 años que refiere dolor crónico en la región posterosuperior del talón izquierdo de 2 meses de evolución. No refiere antecedentes
traumáticos.

Como antecedentes personales presenta una historia de psoriasis cutánea sin compromiso articular significativo.

Se le solicita radiografía de retropié, en incidencia perfil el cual muestra una prominencia del sector posterosuperior del calcáneo con aumento del espesor
del tendón de Aquiles adyacente y de las partes blandas retrocalcaneas. También mencionamos un osteofito de base ancha en el margen inferior del hueso calcáneo que impresiona relacionado a su patología de base. (Figura 1)

La resonancia magnética (figura 3 y 4) confirma la prominencia ósea del hueso calcáneo que demuestra edema en la medula ósea, esta prominencia produce un leve desplazamiento de la porción distal del tendón de Aquiles próxima a su inserción con leve engrosamiento del mismo, y cambios en la señal intrasustancia. Se acompaña de cambios leves de edema en las partes blandas del paratendón, distensión de la bursa retrocalcanea profunda y leve irregularidad del margen oseo calcáneo en la inserción del tendón (figura 2) indicando cambios de entesitis y bursitis.

Discusión

Dentro del grupo genérico de patologías conocidas como talalgias, existen varias causas siendo entre ellas las exostosis o espolones las más frecuentes. Su origen puede corresponder a tracción excesiva o microtraumatismos repetidos; también puede ser la calcificación de la aponeurosis y a su vez de la musculatura plantar. Las exostosis pueden ser posteroexternas o posterosuperiores.

La deformidad de Haglund es una alteración en la morfología del hueso calcáneo, que forma una prolongación ósea vertical en la tuberosidad posterosuperior.
Fue descripta por primera vez en 1928 como la bursitis retrocalcánea en el marco de una protuberancia anormal en la región posterosuperior del calcáneo, y se asocia con los calzados ajustados como factor predisponente más importante. Es más frecuente en mujeres jóvenes (debido al uso de calzado con taco alto). 

Algunos autores hacen referencia a que sea una variedad morfológica del calcáneo. 

El síndrome de Haglund es una de las causas de atrapamiento posterior del tobillo. Existen varias teorías sobre su patogenia. Según algunos autores, la contracción continua del complejo gemelo-sóleo produce un atrapamiento del tendón aquíleo y la bursa retrocalcánea contra una tuberosidad posterosuperior del calcáneo aumentada de tamaño. Algunos autores postulan que el proceso comienza por una rigidez externa en el talón, que comprimiría la bursa retroaquílea contra el hueso; la tuberosidad calcánea aumentaría de tamaño como respuesta a la irritación crónica. Otros posibles factores predisponentes serían un arco plantar aumentado, un tendón demasiado tenso y cualquier otra situación que favorezca la fricción entre el tendón y el hueso. 

Este síndrome se caracteriza por dolor retrocalcáneo, con inflamación de la bursa superficial, del tendón de Aquiles y bursitis retrocalcánea, secundario a la deformidad del calcáneo. Produce una sintomatología orientativa, con un característico aumento de partes blandas en el talón y dolor focal en la inserción del tendón de Aquiles. La clínica dolorosa se acentúa con la deambulación, la presión del calzado y la flexión dorsal del tobillo. 

Habitualmente el estudio radiológico en incidencia perfil, realiza el diagnóstico. La RM se suele reservar para casos dudosos o que no mejoran con el reposo. El hallazgo clásico es la tríada tendinitis aquílea, bursitis retrocalcánea y deformidad de Haglund. También se puede apreciar líquido en la bursa retroaquílea (no es raro apreciar edema óseo en la región posterior del calcáneo). Varios estudios sugieren que la ecografia presenta una especificidad del 100%, pero sólo el 50% de sensibilidad en el diagnóstico ecográfico de la bursitis retrocalcánea, y es menos sensible en el diagnóstico superficial de la participación de la bursa Aquilea en el marco de la espondiloartropatía.

La anestesia y la inyección de esteroides se puede realizar como parte del examen. La sintomatología disminuye inmediatamente postinyección. Luego, los pacientes experimentan una breve ventana de dolor recurrente durante las próximas 24-48 horas hasta que los efectos antiinflamatorios se establecen.

En el diagnóstico diferencial se debe incluir la xantomatosis (produce un engrosamiento parecido 
del tendón de Aquiles), algunas entesitis (como el síndrome de Reiter), y las artritis gotosa y reumatoide, que pueden provocar un aumento de partes blandas similar.

El tratamiento de elección en un primer momento consiste en reposo, modificación del calzado, uso de taloneras y AINES. El cuadro suele ceder con el tratamiento médico conservador. Si persiste la clínica luego de 6 meses, se plantea el tratamiento quirúrgico. Éste consiste en un procedimiento abierto, mediante el cual se retira la bursa retrocalcánea y se reseca la deformidad de Haglund (osteotomía retrocalcánea).

Bibliografía

  1. Pavlov H, Heneghan MA, A Hersh, AB Goldman, Vigorita V. El síndrome de Haglund: el diagnóstico inicial y diferencial de Radiología 1982; 144 (1) :83-88
  2. Rosenberg ZS, Beltran J, Bencardino JT. MR imaging of the ankle and foot. Radiographics. 2000;20:S153---79.
  3. Olivieri I, Barozzi L, Padula A, M DeMatteis, Pierro A, Cantini F, Salvarani C, P. Pavlica la bursitis retrocalcánea en espondiloartropatías: la evaluación por imágenes de resonancia magnética y la ecografía J Rheumatol 1998; 25 (7):. 1352 -1357. 
  4. Frey C. Surgical advancements: arthroscopic alternatives to open procedures: great toe, subtalar joint, Haglund’s deformity, and tendoscopy. Foot Ankle Clin. 2009;14:313---39. 
  5. Stephens MM. La bursitis de Haglund deformidad y retrocalcánea Ortopedia Clin North Am 1994;. 25. (1) :41-46 
  6. Heneghan MA, Pavlov H. El síndrome de Haglund talón doloroso: la investigación experimental de la causa y las implicaciones terapéuticas Ortopedia Clínica 1984; 187 :228-234 
  7. Pavlov H, Heneghan MA, Hersh A, Goldman AB, Vigorita V. The Haglund syndrome: initial and differential diagnosis. Radiology. 1982;144:83---8. 
  8. Sella EJ, Caminear DS, McLarney EA. El síndrome de Haglund J Surg 1998 antiequino;. 37. (2) :110-114 
  9. Kolodziej P, Glisson RR, JA Nunley. El riesgo de arrancamiento del tendón de Aquiles después de la escisión parcial para el tratamiento de la tendinitis de inserción y la deformidad de Haglund:... Un estudio biomecánico del tobillo del pie Int 1999; 20 (7) :433-437 
  10. Watson AD, Anderson RB, WH Davis. Comparación de los resultados de la descompresión de la bursitis retrocalcánea retrocalcánea y la inserción tendinosis de Aquiles con el espolón calcificada Int. tobillo del pie de 2000;.. 21 (8) :638-642 
  11. Schweitzer ME, Karasick D. MR imaging of disorders of the Achilles tendon. AJR Am J Roentgenol. 2000;175:613---25. 
  12. Reinherz RP, Smith BA, Henning KE. Entender la deformidad de Haglund patológica de J Surg 1990 pies;.. 29 (5) :432-435 
  13. Lee JC, Calder JC, Healy JC. Posterior impingement syndromes of the ankle. Semin Musculoskelet Radiol. 2008;12:154---69.