Artículos

Mamografía: Protocolo para la evaluación



Es importante garantizar la estabilidad de la energía por el generador de alta tensión, ya que ella influye fuertemente en el coeficiente de atenuación µ, en el número N de fotones emergentes y finalmente en el ajuste del sistema AEC y en el ennegrecimiento de la película. Una forma sencilla de lograrlo es utilizando la ley de atenuación y el sistema AEC.

En un mamógrafo con AEC calibrado, el número N de fotones que llegan a la película es fijo. Dependiendo del espesor y la densidad de la mama, el sistema AEC ajusta la cantidad de fotones incidentes No, según el tiempo de la exposición, para asegurar el N. Entonces, se puede reescribir la ley de atenuación de la siguiente manera:

No = N * exp(µ * x )

Donde N es ahora fijo y No es variable. No corresponde en el mamógrafo a los miliamperes por segundo (mAs) necesarios para lograr un N en la película para un espesor del tejido de x. Ahora bien, µ depende de la energía kV de los fotones incidentes y la densidad de los tejidos. Por lo tanto, para un conjunto de láminas de plástico (metil-metacrilato) que permiten configurar bloques de diferentes espesores x, la densidad es constante (será la densidad de los plásticos). Si la energía también es constante, 28 kV, la única variable en esta nueva ecuación será el espesor x de los plásticos.

En resumen, si para una secuencia de espesores se realizan exposiciones con el sistema AEC activo, los valores de mAs requeridos se graficarán exactamente como una exponencial, con N y µ fijos. Si se repite esta experiencia periódicamente en el tiempo, se deben obtener valores muy similares de N y µ. Si hay cambios significativos en ambos valores, es una señal de advertencia de que el generador (kV) y/o el circuito AEC (N) no están operando según las especificaciones originales.

Película mamográfica
Como se observó antes, la calibración del sistema AEC es específica para un tipo de película. Esto se debe a la sensibilidad, en la que distintos tipos de películas requieren un número diferente de fotones para lograr un mismo valor de ennegrecimiento. Esta información está representada en la curva sensitométrica en cada película.

Es importante tener en cuenta que en la película mamográfica se incorporan químicos por una sola cara, y el cassete o chasis tiene una pantalla en tan solo una de sus tapas. Por esta razón, la cara activa de la película deberá coincidir con la tapa activa del casete, para obtener una resolución superior a la que se logra con una película convencional de doble gel. También es primordial introducir la película en la reveladora con la cara activa mirando hacia la bandeja de entrada, para evitar artefactos al iniciar el recorrido en los tanques que contienen los químicos de la reveladora, como el fijador, el revelador y el enjuague.
Mostrando Página 3 de 4

< 1 2 3 4 >
  • Imagen 1

Comentarios

Tiene que estar logueado para poder comentar.